16.1.17

no tan invierno como parece


Cuántas horas de ayuno
son recomendables para un corazón
que ha perdido el norte
(o que lo ha encontrado)

Cuántas canciones de Extremoduro
tienes que escuchar
para que alguien le ponga palabras
a ese palpitar extraño.

Me dan ganas de vomitar
solo de pensar
en las ganas que tengo de que me abraces,
¿voy a salir viva de este adiós
o hay alguna forma de salvarse
y a cuantos dioses debo rezarle entonces?

Tengo astillas en el pecho
de todas esas medias noches
en las que llegaba el frío
hasta que me encontré con un bajo cero
que no era tan invierno
como quería parecer.

Me despertaré mañana
con ganas locas de follarte
y me iré a dormir con la horrible sensación
de que me faltan
las vistas a la catedral,
un lazo rojo,
copos de nieve
y un par de chupitos
de vodka con pepinillos.

No tuve ganas de decir
"quiero quedarme"
ni tuviste ganas de decir
"quiero que te quedes"
y lo más terrible de todo
es que tampoco hizo ninguna falta.
Quiero pensar
que me entendiste
que te entendí
y que no hace falta más que eso
por mucho que nos digan lo contrario.

Se me pasará
como se me pasa todo
y olvidaré tu cara
y me enredaré en alguna falda
pero llámame suicida;
ahora mismo te estoy echando de menos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario