11.12.16

Lobito aprendió a ser malo






Una vez me hice daño
y tú me viste llorar
y te asustaste mucho.
Yo solo recuerdo que pensé
que me había roto y que 
me ayudaste a caminar.
Ese es mi regalo para ti;
recordarte como alguien mejor
de lo que en realidad eres.



2 comentarios:

  1. Creo que, si alguna vez termino el libro, acabará o empezará con esas tres últimas líneas. Dicho esto, creo que (después de MESES), voy a escribir un poco sobre Héctor. ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, que bonita eres. (Yo, por mi parte, hace mucho que me libré de Lola)

      Eliminar