29.12.17

Océano

Hay algo más fuerte que la muerte el día siguiente, el día siguiente Estoy a 400.000km de mí, pero acercándome Nacemos, y al nacer, de alguna forma somos libres un instante Como una brisa tibia en una noche de verano Y al día siguiente ya es diciembre, pero aprendes el privilegio que es tener para comer También se aprende de la culpa por vivir mientras otros casi no pueden Pero, ¿cómo calmar a la conciencia una vez que adquieres consciencia de que la vida no es lo que veías en películas? La vida no es lo que veías en películas Si no moliese cada hueso para echárselo a los versos que me dejo No podría hacerlo más; no debería hacerlo más ¿Sabes? Podéis elevar vuestra voz de anuncio si os deja la laringe La música no es un juguete, Igual que el lobo nunca trabajará para el circo Así que bien, hoy disfrutad de la luz en el espejo Que no es más que el reflejo del brillo de otros Cuando os canséis y lo tiréis, presos de lo próximo, cautivos de lo nuevo: ¡Vuestro último grito será el más sincero! ¡Vuestro último grito será mi primero!








(si no os sacude por dentro

yo no sé ya...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario