7.11.16

luego lloro, luego olvido

dicen "pelirroja,
podrías hacerte a quien quieras esta noche"
y sonríen y yo debo tomármelo como un halago.

dicen "lo tienes más fácil
pero pasa que no quieres nada con nadie"
y yo debo decir que no, o que si
-no sé en realidad-

es como un tráfico de personas 
de carne de león, de oso, de tigre
con ojos famélicas 
y manos ardientes
y pollas duras y oportunistas
y coños hambrientos de las verdades adecuadas. 

dicen "tendrías que gritar menos,
tendrías que reír más bajo
tendrías, chiquilla, que no ser así"
así como eres, 
tan tuya.
con tanta literatura, tantas canciones tristes
tanta rabia, tanta mala leche 
tanto invierno en el corazón
"deberías ser buena
o nadie te escribirá un cuento".

Yo quiero seguir siendo mía
y relamerme y enseñar las garras cuando toque
y también empezar a ser de alguien
pero eso nunca lo digo.

solo sonrío y me bebo otro chupito
-no se si estoy triste o feliz-
y me alegro de aullarle a la luna cuando nadie mira
y estoy contenta de que en este juego
nadie me gane.
Y entonces no sé si añoro a los otros lobos
o si mis maneras de niña salvaje
me han llevado a los rincones oscuros del alma
siempre sola.

Luego, lloro. 
Luego, olvido. 






4 comentarios:

  1. Que callen la boca los cabrones,
    que los cuentos son papel mojado y masticado.

    Porque tú
    y yo, y todas
    hemos venido a ser leyenda.

    (te mando un abrazo enorme, hostia)

    ResponderEliminar
  2. Que eramos brujas, decían. Que eramos brujas.

    ResponderEliminar